enero 28, 2009

Pensadores lejanos

¿Y si hay alguien ahí, a lo lejos, imaginándonos? ¿Y si nuestras vidas están en la mente de alguien? No alguien superior, como quien diría Dios, sino alguien común, alguien como vos y yo, alguien que mientras escribo esto está en su casa leyendo, tomando un café o un té... Alguien que un día se sienta a escribir y en unos trazos de tinta relata la historia de Lisandro, como muchas veces algunos de nosotros escribimos la historia de alguien y jugamos con los hilos de su destino, o más bien los tejemos y hacemos a nuestros personajes ver, vivir, sentir... como nos plazca... o como nos salga. Porque también es difícil darle vida a un personaje... así como seguramente debe ser difícil darnos vida a nosotros mismos (en caso de que exista un escritor)
¿Y si algún día, caminando por la calle, no escontramos con ese -o esa- quien imaginó nuestras vidas, que pensó nuestros momentos, que ideó nuestros sentimientos? ¿Lo reconoceríamos?

O más importante: ¿Nos reconocería a nosotros?

1 comentario:

Pau dijo...

Me encantó este, y los otros también. Pero este más. Y a vos te quiero taanto.