junio 11, 2011

Pero no

Una Risa.
Tu Risa.
Nuestra Risas acaso.

Consolada desesperadez de relojes
que inciertos atraviesan
las sombras de tu cara.
Pero no.

Pero no, y porque sí,
pero no, porque la vida,
pero no, porque no quiero,
pero no porque no.

Caminando por una noche perdida
que de perdida tiene lo malo,
como lo que esto tiene de inconcluso,

se ve (él, ella, vos,
yo, ahora no importa)
en los ojos de otro,
que dice, que piensa,
que habla, que razona,
que está allí donde no.

Coincidencia de mercados
donde las serpientes se vencen,
sorpresa de ilusos.
Consuelo de tontos.

Trastorno ocular,
timidez de lagrimales,
conciencia subterránea

Y un recreo
como un soplo de vida,
que anima un poco,
que mueve un poco.

Sé lo que soy
y también lo que no.
Y no soy un buen poeta.
No.

No porque no.

No hay comentarios: