junio 03, 2011

Resurrectionem blog

Casi sin pensar, con los acordes de una canción conocida en los oídos. Con la sensación de otra hoja sin escribir, de otro verso sin pensar, de otra idea sin soñar.
Caminar por angostos pasillos de desasosiego, aunque la palabra siempre fue grande.
Vos -yo, alguien, es lo mismo- al final del corredor. Sonrisa.
Sonrisa.
Sin saber por qué. Casi sin pensar.
Cosas de la vida, como un té con Pola, una Coca con Ailén, la serie secreta con Aylen, una caminata con Ramiro, la fabulosa guitarra de Paco de Lucía o las distintas versiones de La Gran Puerta de Kiev con David.
Cosas de la vida, que pasan, que disfruto, que amo.
Drexler subyace. Aylen lee.
Yo escribo a todo esto.

1 comentario:

paula dijo...

Qué lindo que sos, por favor. Te quiero posta.