septiembre 12, 2011

Mondrian. Olivera. Lejanía.

Piet Mondrian
Quiero escribir un poema que sea como un cuadro de abstracción geométrica. En blanco, negro y con los colores primarios.
Con líneas. Es decir, separaciones, fronteras, límites. Agujas de reloj (el tiempo siempre fue la barrera insuperable). Pero esos fragmentos se tiene que unir, ser partes de un todo, tienen que tener un marco. Y ese marco puede ser la ciudad.




El poema bien podría empezar así:

Vi tu sombra perderse
tras la ansiosa esquina
que el mar señala.

Con esos versos ya cubrí parte de lo que intento reflejar.
La sombra que se pierde bien puede ser un recuerdo, perdido en el tiempo; la ansiosa esquina indica una calle, una intersección, una ciudad. El mar es simplemente sí mismo. Tiempo; negro; límite; azul y el marco.

De más está decir
que era un día nublado,
que era una tarde gris.

Ahora se aleja un poco del concepto original, pero tiene coherencia.

Cansado del camino,
me siento en un bar
a tomar un café.

No, esos versos no. El color del café se entromete en la idea de monocromía/colores primarios.
Mejor sería:

Cansado de caminar,
carente de pasión,
me desgano fácilmente.
Y cuando puedo me siento
en un banco bajo el sol.

El rojo entra por falta, por ausencia, de la pasión.
El banco bajo el sol se me hace blanco, poer puede que esa percepción no sea compartida.
Me pregunto si la inclusión del sol como el color amarillo no será forzada.

Las veredas sin luz,
el jardín con margaritas,
tu voz que se aleja.
Eterna disonancia
de alamedas sin consuelo,
los barcos seguirán
hundiéndose en la arena.

Los fragmentos desunidos, aparentemente inconexos.
Y luego, el momento más importante, donde todas las demás cobran sentido y unidad, o se muestra el que tenían y perdieron.

No conozco este lugar,
porque con vos aprendí a amarlo,
porque sin vos apenas existe,
porque nada es lo que fue ayer
junto al río o sobre él.

Finalmente, un cierre (que bien puede ser una reflexión o simplemente un corte abrupto).

La ciudad enciende sus faroles,
en las calles serpentean
autos a nafta.

2 comentarios:

Pisandro dijo...

Traté, con algo de humor y poco éxito, de expresar un poco del proceso mental que bien podría desarrollar si tratara de "escribir de determinada forma".

Personalidad Fronteriza dijo...

Me encantó mucho mucho mucho esto y hacía tanto que no leía tu blog y recordaba lo bien que escribís <3

La palabra de verificiación es "modsmor" que me hace pensar en algun planeta lejano.