octubre 11, 2011

Manifiesto, expongo, afirmo y declaro.

¿Te voy a mentir? No soy bueno en eso. No me sale. No, por lo menos con las cosas importantes o que me parece a mí que lo son.
El punto es que tengo ganas de verte.
Tengo ganas de que caminemos juntos por alguna de estas calles. Tengo ganas de abrazarte, de besarte, de ver con vos una película o un amanecer. Tengo ganas de creer que me querés, que hay una esperanza de que estemos juntos o que en algún momento alguien me va a querer como me miento que me querés.
Decir que omitir no es mentir me pareció siempre un refugio dudoso. Por eso no voy a omitir decirte que sí, que también quiero que vengas porque quiero que nos acostemos ¿Está mal? No es ningún crimen,
Dudo que leas esto. Y si lo leés... bueno, hola. Esto es lo que me pasa.
Hoy (debería decir ayer) una amiga me dijo que estoy en la edad de embarrarla ¿Y sabés qué? Creo que tiene razón. Tengo 20 años -no me acostumbro todavía a decirlo- y ya no me queda tanto tiempo para estas cosas, para que me importe un carajo lo que vaya a pasar después. Cosas que hasta hoy me importan muchísimo, y que van a seguir importándome. Pero ahora debería hacer una pausa en eso.
Tengo ganas de verte, no te voy a mentir.

No hay comentarios: