octubre 29, 2011

Verdad #5




Hay momentos
en los que no me molesta
ser un hijo de puta.


Bueno, tampoco es que maté a alguien.
Son pelotudeces.




Comentario 3 días después.
No soy un hijo de puta.
Nunca.
Soy re bueno.
Podría ser re hijo de puta,
pero me contengo porque sé que está mal.

No hay comentarios: