noviembre 07, 2011

¿De dónde vienen las tormentas?

Una foto. Una secuencia. Una... una escena, sí. O una toma.
La ciudad desde una ventana. Cámara en velocidad. Pasan el día, las nubes, la lluvia. También los autos, que se ven chiquititos. La gente no pasa de ser una línea finita.
Todos se mueven en cámara rápida.
Una voz -en off- se pregunta por las tormentas. Por la ciudad. Por el interior de la mente.
Un barrio camina, dos o tres gatos simpáticos nos sonríen.
Todavía me acuerdo de cosas que no me gustaría acordarme.
¿Las tormentas son mías? ¿De dónde vienen? Yo no las pedí.
Simplemente suceden.
Como tantas (¿como tantras?) otras cosas en la vida.

No hay comentarios: