noviembre 06, 2011

Festival de Cine (sábado y domingo)

El pasado sábado a eso de las 9 de la mañana, empezó la 26ta edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

El logo del Festival, menos lindo
que el del año pasado a mi parecer.


Cómo ahora dispongo de cierto capital (digamos, la plata de cuando fui "fiscal" en las elecciones de octubre y lo que me va a pagar mi prima por cuidar a su hija por las mañanas), decidí darme el gusto de ver, por lo menos, veinte películas.
Decidido eso, me dispuse a elegir aquellas películas que iban a ser, en definitiva, mi festival.
El problema es que la programación apareció recién el jueves y en internet, lo que era un poco molesto (nada como los libritos-grilla que regalan). Entonces empecé a ir todos los días (léase, jueves, viernes y sábado) a ver si estaban las grillas impresas. No fue hasta el sábado que las encontré.

Entre que las encontré y fui a comprar entradas al Ambassador, me encontré con una serie de sujetos/objetos que me llamaron mucho la atención.
Primero, un tipo idéntico a Peter Lorre (exceptuando la muerte), después uno muy parecido al Dr. Malito, exceptuando que más alto y con más espalda y finalmente, a la versión marplatense de Herbie (conocido también como "Cupido motorizado")
Y Herbie, pero éste es el posta, no el de acá.
Peter Lorre para los que no lo conocían











Después de ese momento en el cual el cine se materializó en la calle (?) fui finalmente a buscar las primeras entradas para esa misma tarde y para el día siguiente (o sea hoy).
En la cola de la boletería, una señora se me acercó y me preguntó si quería entradas para Art History, a lo que le dije que sí, que se las pagaba, y se negó y me las regaló :)
Ya en la boletería, compré entradas para La vida de los peces, Graba, Un été brûlant y Les Géants.

La vida de los peces la fui a ver con Ailén. Una película chilena que me gustó de una forma rara aunque no recomendaría porque lo más probable es que no les guste y me odien. 
Punto en contra: se hace muy difícil entender el castellano chileno.
Art History no llegué a verla porque salimos re justos con Ailén de la otra peli y llegamos TRES MINUTOS TARDE al cine de Los Gallegos y la acomodadora NO NOS DEJÓ PASAR. Con las re ganas de verla me quedé, sobre todo porque era gratis.

Graba la vi hoy con Aylen. Francesa. A la protagonista quise matarla desde el primer mometo, por la cara de sufrida mártir que tenía todo el tiempo. Turbiedades aparte, en el fondo la trama era interesante y la música estaba bien puesta aunque también me alteraba. Ojo, si el propósito de la película era alterar con la cara sufrida de la mina y la música de violonchelo que aparecía cuando pasaba algo que obstaculizaba su vida, está 100% logrado.
Un été brûlant (que vi con Gastón) podría ponerse en la misma línea que Graba, en el sentido de que tenía un no se qué que te pone nervioso y también una mujer que se pasaba la película con cara de sufrida. Me pareció ver cierto homoerotismo en la relación entre los dos protagonistas masculinos, pero quizás eso haya sido una idea mía.

En el intermedio entre esta película y la otra (que duró como tres horas) paseamos con Gastón por el centro con los dos pesos con cincuenta que yo tenía y que eran nuestro único capital. Compramos un Hamlet y con los sobrantes cincuenta centavos intentamos apostar en el casino, descubriendo muy apenados que si bien la apuesta mínima era de 5 centavos, era necesario comprar un ticket de cinco pesos. No puedo explicar con palabras el hambre que tenía.

Les Géants fue, lejos, la película más alegre que vi en estos dos días y por ende la que más me gustó, aunque fuera por diferencia. Me gustó mucho cómo estaba filmada y musicalizada.
Más allá de la película en sí, hay algunas cosas para destacar. Por ejemplo, en la cola para entrar nos encontramos con Sol, quien se coló con nosotros y luego se sentó a nuestro lado. Otra cosa importante a destacar es que gracias a la magia del cine y la disposición de las butacas terminé sentado atrás (exactamente atrás) de un flaco que me gustaba del colegio (más grande que yo y no voy a dar más datos), pudiendo decirse que lo tuve entre mis piernas. De una forma muy extraña, pero lo tuve entre mis piernas.
Gracias Festival de Cine por cumplir la fantasía.

Y eso es todo por hoy :)

No hay comentarios: