noviembre 07, 2011

También

Pero también estoy contento porque hay un mañana, porque la vida sigue y por los gatos. No sólo el festival me alegra. Me alegran mis amigos.
Todos me alegran. Me alegra la música.
Me alegra saber que todo, todo, absolutamente todo es temporal y que ninguna tristeza o contractura va a ser para siempre, que ningún lugar (o persona) donde dejás currículum y te dicen que no no es el último en el mundo, que los pájaros vuelen, que se hable de las liebres, que se escriba con tinta china verde.
Películas, música, libros, música, películas, libros.
Cariño en todas sus formas (menos una, bueno, pero ¿qué importa?)
Alegría.
Hay que saber (hay que permitirse) ser feliz.

Y ahora, en este preciso momento, digamos que lo soy. Después vemos.

No hay comentarios: