diciembre 05, 2011

Me preguntaste si había cerrado el blog. Es obvio que cómo cambié el nombre no pudiste entrar. Y me lo preguntaste.




HOLA, sé que vas a leer esto.




El stalker no tiene que admitir nunca que lo es. Es la regla n° 1

No hay comentarios: