abril 12, 2012

Don't know. Know-how. Cow Bow.

El cielo como un libro que se enrolla. Es la esperanza, es la salvación, la intriga a la vuelta de la página.
Hay un espacio entre las sombras que pueblan el futuro (¿o es mi alma?), un espacio surcado por jirones de esa materia misteriosa de la que están hechas las nubes y también los sueños.
Me pone feliz a vece el no saber algunas cosas, porque significa que tengo que seguir aprendiendo.
No sé, por ejemplo, cómo son sus labios por la noche, tus abrazos a la madrugada o tus ojos por la tarde.

No hay comentarios: