mayo 28, 2012

1ª Coherencia (parte 4 de 4)

- ¿Te pasa algo?
- ¿Por qué preguntás?
- Porque tenés una mirada triste.
- Es que hoy, volviendo del centro, pasé por la calle donde estaba el negocio de mis papás. Y después por la calle de mi casa.
- ¿Eso te puso triste?
Me pregunta eso y me abraza.
- No. No sé si triste. Tampoco es que me emocioné. Pero estaba todo tan distinto y tan igual a la vez...
Sonríe.
- Entiendo lo que decís.
Sin dejar de sonreír, se levanta de la cama y se va. Van a pasar muchos años desde esa no-despedida para que lo vuelva a ver.

No hay comentarios: