junio 14, 2012

Y otra vez el problema es el tiempo (¿alguna vez dejó de serlo?). Se nos va. Pasa frente a nuestro ojos. Y no podemos hacer nada. No podemos tocarlo, no podemos frenarlo.
¿Y que tal si "estudiar" Historia tiene que ver con recuperar, con conocer todo el tiempo que perdí, que me perdí del mundo?
Mi casa va a estar llena de relojes. Relojes con la hora de muchas ciudades. Y tinteros.
Muchas veces me gana el sueño, esa máquina de comer tiempo. Quisiera controlarlo. Quisiera tener más. Tiempo, no sueño. Tiempo, tiempo, tiempo.
Siempre tiempo.
¿Y qué si el problema es que no lo tengo si no que no sé como administrarlo?
Creo que ahí está la clave.
Siempre estuvo ahí.
Y siempre va estar.
Ayer, hoy, mañana y siempre que haya alguien que sea consciente de él, el tiempo va a ser un problema.

No hay comentarios: