noviembre 17, 2012

27 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata - Hora Cero

El logo del festival, por la magia del paint
Falta más o menos una hora para que empiecen las proyecciones de la vigesimoséptima edición del Festiva Internacional de Cine de Mar del Plata.
Arriba temprano (por lo menos en comparación a otros días), ducha y a acreditarse. El trámite es bastante sencillo, o por lo menos así me resulto, considerando que es la primera vez que me acredito. Catálogo en mano, grilla impresa, es momento de pasar al papel las películas que me fui anotando para ver en lo que va de la semana.
Son como 32 (un diez por ciento de las películas que se presentan, sin contar los cortometrajes) y ya hay problemas con los horarios. Baches enormes como los del lunes, en los que tengo como diez horas entre una película y la otra, y espacios sobre saturados en los que tengo que ir corriendo de una sala a la otra.
Pero bueno, esas son cosas que se van viendo con el tiempo.
Expectativas no tengo, más allá de disfrutar al máximo. Sé que ir a ver una película del Festival es una cita a ciegas. Puede salir bien, puede salir mal. Nos podemos casar u odiarnos para no querer vernos nunca más.
O simplemente quedar como amigos y volver a vernos cada tanto.
Por el momento los dejo, tengo que ir a buscar la tarjetita de la acreditación para ser re pistola y generar envidia.
A la noche les cuento qué tal estuvo el día.

No hay comentarios: