enero 27, 2013

Se pronuncia shuva.

Conozco esos días de los que me hablás. Esos días en los que está nublado, hace mucho calor, hay humedad y casi ni se puede respirar.
La gente va de un lado a otro, como siempre, pero más molesta. Esperan que el clima cambie, miran cada tanto al cielo, hablan con los vecinos, porteros y compañeros de trabajo, gente con la que usualmente no cruzan palabra alguna. El quejarse los une, aunque sea de manera efímera.
Esperan, esperan y se cansan de esperar. Y es justo en ese momento, cuando dejaron de quejarse, cuando dejaron de hablar con el ser humano más próximo, cuando decidieron seguir adelante con el día (con su vida), que llueve.
Es muy repentino. Llueve, y llueve mucho.
No suele durar tanto tiempo, pero es suficiente para el aire se cambie, se limpie. Después hay viento, todo está más fresco y se ve la ciudad como a  través de una ventana limpia.
Es muy lindo cómo queda el mundo después de una de esas lluvias.
Es muy lindo cómo queda el mundo después de una sonrisa.
En portugués, lluvia se escribe chuva, pero se pronuncia de otra forma.

1 comentario:

Carolina Bugnone / Marta Pardo dijo...

el quejarse nos une, aunque sea de manera efimera.
y ademas, es muy lindo como escribis.