septiembre 30, 2014

veinticuatro de agosto

¿Qué vas a hacer cuando te toque
estar del otro lado del tablero?
¿Vas a saber jugar con las blancas?
¿Te va a molestar si un día te das cuenta
de que no vas a poder mover primero?
¿Cómo va a ser el día en que no llames
y seas vos el que atiende la queja?
¿Cómo vas a comportarte si tenés un problema
y después de dejar la oficina
sos vos el que llama al 0800?
No hay una receta
para decirle a papá que sos gay
y tampoco se puede programar la respuesta
cuando tu hijo te dice
que le gusta la gente de su sexo.
Mañana podés ser vos el que sostenga
                                          el arma.
Mañana podés ser vos el que entrega
                                          la billetera.
Ahora estás leyendo lo que escribí.
pero en un rato va a ser al revés.
Hoy puede que te toque
salir a la cancha, convertirte en héroe,
o quedarte en casa
mirando tele como un zombie.
¿No te das cuenta de que no sirve
estar siempre tan seguro?
¿No sabés que el tablero este
es tan jodido porque gira?
¿Cómo vas a reaccionar
si te digo que te amo?

¿Cómo hubiera reaccionado
si me decías que vos también?

No hay comentarios: